Bhaktapur

Comparte con tus amigos mochileros...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Bhaktapur

Bhaktapur es una de las ciudades más grandes de Nepal, es una localidad de ladrillos ubicada en la parte este del valle de la ciudad capital, Katmandú. Por un tiempo fue la capital del país, en el periodo de los Reyes Malla, y permaneció de esta manera hasta mediados del siglo XV.

Asimismo, hasta el siglo XVI la localidad tuvo el control de la economía y la política de la región de Nepal. Luego, en 1769 tras la colonización gorkha, Bhaktapur se enero en sí misma, abasteciéndose con sus propios recursos, volviéndose independiente tanto política como económicamente del país.

Ella se ha colocado en las listas de los Patrimonios de la Humanidad, ya que posee una gran cultura, así como también templos realmente impresionantes, y obras en diversos materiales (metal, madera y piedra).

Taumadhi Square, Bhaktapur, Nepal seen from the Nyatapola Pagoda.

Bhaktapur Nepal

Pasear por las calles de esta ciudad como mochileros nos hace parecer como si estuviéramos visitando un museo natural al aire libre, ya que cada plaza, templo, construcción, parecen una verdadera obra artística.

Abonado a ello, la amabilidad de los lugareños, y la limitada circulación de vehículos enormes en el interior de la ciudad, hacen que dar un paseo por sus calles, parezca como si estuviéramos viajando a través del tiempo a una ciudad de la época medieval.

Bhaktapur fue creada en el año 889 después de Cristo, por el emperador Malla Ananda; su nombre significa literalmente Casa de Devotos.

Actualmente cuenta con una población de aproximadamente 77.000 habitantes, además al ser declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, no escapa de la agenda de los turistas como un destino de Nepal para visitar.

En el lugar perfecto para todas las personas amantes de la fotografía, las cuales verán como el escenario urbano va transformándose con el paso de las horas, notando así que un día no es suficiente para tomar todas las fotografías que la espléndida arquitectura puede ofrecerles.

Cualquier marcha que vaya a hacerse por los alrededores de Bhaktapur comenzara el la Plaza Durbar, de allí puede partirse a cualquier destino turístico tales como: el complejo de palacios reales, el templo Vatsala, o Nyatapola, un templo que consta de 5 pisos, y en la entrada se encuentran monumentos de leones, elefantes y otras deidades; nada más contemplarlo desde las afueras hace que quieras entrar y conocer su interior.

Aun así, aunque la descripción de los templos y los demás sitios son más que suficientes para escribir muchos artículos, lo mejor que posee la ciudad es la hospitalidad y amabilidad de sus habitantes.

Bhaktapur es una ciudad muy resguardada, de hecho, para poder entrar en su centro histórico, es obligatorio comprar un boleto, además cada puerta de acceso posee vigilancia las 24h del día, los 7 días de la semana.

Muy distinta a sus ciudades vecina; razón por la cual, la localidad aún posee su toque mágico, como si se hubiese quedado detenida en la historia, sin sufrir los efectos del excesivo turismo. De hecho, al anochecer no hay electricidad, y los habitantes suelen cantar bajo la débil luz de las velas; lo que hace que olvidemos por contemplo el año o el siglo en el que estamos.



@mochileros.viajeros