Julia SunFlower

Comparte con tus amigos mochileros...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Me llamo Julia tengo 35 años, y me he vuelto completamente loca… 

Yo viajo, me gusta viajar, es mi modo de vida, es mi energía, mi alegría, mi felicidad… no viajo tanto como me gustaría… pero como decía mi abuela, niña tú viajas como si fueras de aquí al centro de la ciudad. Para mi es importante, viajar, viajar gastronómicamente, culturalmente, rodearme de la gente nativa del lugar, admirar la belleza de la arquitectura, disfrutar de los manjares y sabores que tiene el mundo, este inmenso y sorprendente mundo. 

Creo en las energías y en las señales. Escucho todo lo que la gente que me voy encontrando tiene que contarme. Intento pensar y creer que en el mundo aún existe gente buena. 
En uno de los países del Sudeste asiático que visité, un señor me contó : todo el mundo tiene una parte buena y mala en su interior. Y según las vivencias que vaya experimentando aflorará la parte buena o por el contrario la parte mala. ( descubrí un libro , el demonio y la señorita prym, de paulo coelho, que justo también hablaba sobre ello ) 

A veces yo no elijo los lugares , los lugares me eligen a mi. En países de religión budista creen en la reencarnación. Y una vez, una señora budista me dijo : que en mi otra vida , yo había sido viajera, descubridora, andaba siempre viajando y nunca formé familia. Y mi karma , repetidas vidas era el de encontrar a esa persona especial y formar una familia. Y yo me reía … en esta vida seguía siendo viajera y las relaciones no me iban bien. 

Eso si, gran descubridora del mundo interno y externo, aprendiz de mucho , maestra de nada. 

Y la señora con esos ojitos rasgados con arrugas pronunciadas en el rabillo del ojo y la tez morena y su cuerpo diminuto delgado y tan risueña. Me decía : pues en tu próxima vida repetirás para cumplir el karma. 

Al final mi vida de ahora y mis vidas pasadas siempre encuentran la forma de viajar. En vez de formar una familia… 

Los sitios en los que he estado , han sido increíbles, pero sobre todo lo que más me llena de cada lugar, es la magia de poder ser tu misma, o reinventarte de alguna manera. Creciendo , humildemente, por dentro , enriqueciéndote de muchísimos valores, haciéndote fuerte y aprendiendo a ser y estar en lugares que antes no habías pisado. 

Encontrando la bondad de gente desconocida, encontrando también, por desgracia, contratiempos, malos gestos, … pero al final todo, bueno y malo. Te hace ser más consciente y te hace ser más auténtica. ( también auténtico ) 

… cuando regresé de mi viaje mochilero estuve pensando en esa señora curiosa, sus palabras de mi karma. Por ese entonces, andaba súper enamorada de mi compañero de vida. Que por desgracia , no nos entendíamos. Todo lo que nos podíamos querer siempre llegaba a un malestar interno , y un malestar externo. Una relación que no avanzaba de ninguna de las maneras y lo único que provocaba al menos dentro de mi era dolor e insatisfacción. 

Estaba sumida , en una tristeza, apatía no encontraba ilusión por nada… recordaba mi último viaje tres meses por lugares increíbles, con una simple mochila recorriendo como los mochileros: Vietnam, Laos, Camboya, Indonesia, dubai … y pensé … cuantas veces me había sentido así en el viaje. Con ese desasosiego de no saber que hacer o por dónde encaminar tu vida. Tenía una ilusión una meta … y no lo llevaba a cabo. Solo estaba esperando porque todo viniera de fuera. Que mi vida cambiaría, si mi relación estuviera bien. 

Cometí muchísimas estupideces ( quien no lo hace alguna vez que otra ?? ) dentro de mi sensatez de vida. 

Pero otorgué el poder de mi felicidad a otra persona , una persona externa, que no me conocía tan bien como podía conocerme a mi misma. 

Y decido, cambiar. Todos los cambios , vienen precedidos de una fuerte sacudida. 

Cuando tienes 20-25 años es fácil cambiar de ciudad de vida pero cuando ya se tiene los 35 todo da mas pavor … vienes de una vida , y decides dejarlo todo para ir a otra. 

Pues así lo decidí, necesitaba cambiar salir, salir de esa zona de “espera”. Y arriesgar, país de habla inglesa, me dije a mi misma, debo aprender inglés, todo lo que llegue a posterior … vendrá rodado. Países de habla inglesa … a los que puedo aplicar para trabajar… 

Y no se si yo elegí a londres o londres me eligió a mi, pero en menos de un mes ya tenía el billete de ida y el trabajo esperándome. Es una completa locura o aventura según se mire lo que estoy viviendo. Es una montaña rusa de emociones. 

Mi hermana me preguntó: Igual ahora lo que te toca decidir es, dependiendo de tu meta final, valorar si ese esfuerzo te compensa o no. Porque igual si tu plan es sólo estar ahí para olvidarte de lo que hay aquí, mal plan. 

Y mi meta. La tengo clara. Muy clara. Ahora el camino… es el que me toca a mi crear. 

Y todo esfuerzo, dicen que tiene su recompensa. 

La vida me está dando una lección de humildad y sacrificio. 

Y lo estoy aprovechando. 



@mochileros.viajeros