Siquijor Filipinas

Comparte con tus amigos mochileros...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Siquijor

Siquijor es una de esas islas paradisiacas pero de las menos turísticas del archipiélago de Filipinas, forma parte del grupo Bisayas y está localizada hacia el sur de Cebú.

Para llegar hasta allá, es necesario pasar a la isla de Negros y una vez allí, específicamente en la ciudad Dumaguete se toma un barco hasta Siquijor como mochileros.

Siquijor Filipinas

Siquijor que ver

Salandoong Beach

 Esta es considerada una de las playas más bonitas de Siquijor, la cual está constituida por 2 pequeñas bahías de aguas cristalina. En caso de la primera tiene a su alrededor unas escalinatas de cemento, que las personas utilizan para estirarse, mientras que la otras es de solo arena.

Entre las dos se puede apreciar un peñasco, que da lugar en lo más altos, a dos excelsos trampolines y un acaracolado tobogán.

Cambugahay Falls

Se podría decir que Siquijor es una isla que se adapta a los gustos de cada quien, con playas, monumentos históricos, mucha vegetación y hasta cascadas, como sucede en este caso. Cambugahay Falls es considerado como un oasis en medio de la isla, un verdadero paisaje natural con bellas aguas de color turquesa.

La entrada al lugar es gratuita, para llegar a la primera piscina debemos bajar primero por unas escalinatas empinadas y largas, la cual por ser la más cercana a la zona es la que recibe más visitantes, en donde podemos observar una cascadas de aproximadamente unos 5 metros llenando una laguna.

Rodeada de palmeras en toda la zona, niños sonrientes jugando y un sol que ilumina desde el cielo; todas estas cosas hacen que cualquiera quede completamente enamorado del lugar.

En cuanto a la segunda zona natural, consta de unas dos bañeras con un ambiente pacifico por las que circula el agua que viene de la última zona, una cascada pequeña con abundante vegetación.

El Árbol Centenario Encantado

 Este árbol tiene más de 400 años y debido a su interesante aspecto ha servido como contexto de varias películas de terror, forma parte de la familia de los babianos esos magníficos arboles con la capacidad de dejar caer desde sus ramas raíces, que pueden llegar a cubrir una superficie de varios metros.

A los pies de este árbol se puede encontrar un estanque pequeño en el que podemos pasar un buen rato y  dejar que los peces que viven allí besuqueen nuestra piel para quitar las impurezas, según se dice es una sensación un tanto extraña y a la vez divertida.

Cantabon Caves

En estas cuevas se puede realizar un recorrido de unos 800 m, hacia lo más recóndito de la isla. A pesar que esa distancia podría parecer poca a comparación a lo que se recorre en la superficie, la realidad es que resulta una gran aventura estar allí abajo.

Durante todo el tiempo que dura el recorrido nos tocara agarrarnos fuerte de las rocas, agacharnos y hasta tener que bajar por suelos resbalosos, donde la única luz con la que contaremos será la de una pequeña linterna, que nos darán junto a un casco antes de entrar a la cueva; mientras dura el paseo podemos apreciar bellas formaciones de rocas las cuales fueron forjadas gracias a la fuerza del agua y también podremos unos pocos murciélagos.

Otros recorridos que podemos hacer son:

Santuario Marino de Tubod.

Hilots, las brujas de Siquijor.

El convento de Lazi y la Iglesia de San Isidro Labrador.



@mochileros.viajeros