Taal Filipinas

Comparte con tus amigos mochileros...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Taal

Taal, resulta ser un volcán y al mismo tiempo es también una isla ubicada en el centro de un lago, y esta a su vez, en el interior de su cráter, posee otro lago, en donde se encuentra otra isla volcánica. Por otro lado, Taal resulta ser uno de los lugares más populares para todos aquellos mochileros viajeros que visitan Manila, perteneciente a la Isla Luzón.

Localizado apenas cincuenta kilómetros de Manila, hace que definitivamente debas ir a este lugar. El Taal Filipinas, pertenece a la serie de volcanes del anillo de fuego del pacifico, y en algunas ocasiones lo llaman el volcán activo más chico del planeta.

Desde el año 1572 se han contado unas 33 erupciones de donde se registra la última en el año 1977, las cuales causaron la muerte de varias personas; sin embargo en la actualidad es considerado un sitio bastante tranquilo lleno de calma, tanto es así que aunque se ha prohibido a las personas establecerse en el lugar, muchas familias residen en la falda de la isla y viven ya sea de la pesca o también del turismo, e incluso del cultivo que se presenta en esta tierra volcánica tan fértil.

VER TAAL

Para trasladarse al volcán solo se necesitan unos 20 minutos de recorrido en barca. A llegar a la isla ya es posible realizar diferentes actividades, por ejemplo podemos rentar un caballo con un guía. Para llegar a la cima hay varios caminos pero solo uno de ellos es el que está debidamente señalado, y es de hecho el más popular entre los demás.

A decir verdad para realizar este recorrido no se necesita un guía, pero el trayecto a pesar de ser bastante corto se vuelve forzoso debido a la fuerte presencia de calor y a la falta de vegetación en la zona.

Se requiere de unos 45 min para poder llegar hasta el cráter y así poder maravillarnos con la magnífica vista hacia el lago que esta nos regala; un lago de tonos verdosos que nos recuerda la aparición de ácido sulfúrico.

A parte de las ya mencionadas hay otras rutas que también nos permiten acceder al cráter, pero la mayoría son desconocidas y por ende su grado de complejidad es más alto.

Por medio del embarcadero es posible recorrer el cráter tanto por el este como por el oeste, de esta manera podemos dirigirnos a una zona sin tantos turistas como sucede en la ruta principal, de hecho en esta zona podemos hasta practicar golf. Eso sí, es necesario que cada quien lleve suficiente agua, las recomendaciones son de tres litros para cada personas, debido a que el sol es muy fuerte y no hay ni un solo sitio en la isla en el que podamos huir de él.

En caso de la travesía por el lado este, es el más aventurero de todos, con una duración de casi 2 horas, pero nos da una recompensa, que es poder llegar al lago y disfrutar de un delicioso y refrescante baño.

Algo interesante es que desde el cráter es posible visualizar las columnas de vapor que nos asoman que este volcán puede volver a rugir en un momento u otro.



@mochileros.viajeros