Que comer en Malasia

¿Qué comer en Malasia?

Aunque se podría pensar que no, Malasia es destacable en casi todo, pero con su gastronomía sencillamente se destaca. En este país además de comerse bien es económico. Entre los platos favoritos de los turistas se encuentran esos que no son en esencia propios de la cocina malaya, sino producto de esa mezcla de culturas donde se destaca la influencia china, aunque sin perder ese no sé qué local que los hace tan especiales.

Otra de las cosas que genera placer al comer en Malasia es que es literalmente un viaje a través de los sentidos, ya que suele ser común poder observar todo el proceso de elaboración de cada plato, haciéndolo aún más atractivo, para disfrutar no sólo con el paladar sino también con los ojos y el olfato.

El itinerario gastronómico por Malasia

Malasia es en pocas palabras el paraíso para quienes se consideran amantes de la buena comida: las influencias chinas, indias y portuguesas quedan en evidencia tanto en sus calles como en sus platos. He aquí una selección de aquellos platos que nadie en su sano juicio debería perderse:

HOKKIEN MEE

En especial si se encuentra en Kulua Lumpur, estos noodles fritos serán un acierto siempre. Sus ingredientes principales son noodles fritos en salsa de soja, repollo, sepia, carne y cortezas de cerdo.

NASI LEMAK

Este es uno de los platos más emblemáticos del país; se trata una preparación de arroz cocido en leche de coco que se acompaña con anchoas, sambal (salsa picante), huevo cocido, verduras y cacahuate.

SATAY

Estos pinchitos de pollo/ternera son famosos en toda Malasia por ser deliciosos y estar cocidos a la brasa, aunque lo más suculento es su salsa de pepinos, cacahuates y unas croquetas de arroz glutinoso.

CHICKEN RICE (HAINANESE STYLE) y CHARSIEW RICE

Uno de los platos favoritos, un arroz con pollo sencillo pero sabroso, digno de repetirse una y otra vez pues está para literalmente “chuparse los dedos”. Ahora si lo que más se disfruta es de la carne, el otro plato sugiere un arroz con carne de cerdo hecho a la barbacoa, agregando ese sabor dulzón que cautiva.

LAKSA

Al viajar a Malasia queda claro que lo que más se tendrán son alternativas para comer sopa, estas no faltan en casi ningún establecimiento, las hay de bolas de carne, de fideos, de gamba, de cabeza de pescado, de verduras y una lista interminable; sin embargo si se trata de escoger una, tiene que ser laksa. Por lo general se dispondrán de dos tipos: la de fideos cocidos en sopa de tamarindo y pescado y la de fideos cocidos en leche de coco.

TEH TARIK

No es posible dejar de incluir el teh Tarik, el famoso té con leche condensada preparado tirándolo de un envase a otro; los locales aseguran que mientras más espuma tenga mejor será su sabor.

¿Y el postre?

Definitivamente es el Ice Kakang, un postre enorme basado en una montaña de hielo que se moja con súper coloridos siropes de sabores, adicional a alguna otra sorpresa como maíz, gelatinas y hasta judías.