LA GRAN ESFINGE DE GUIZA


LA GRAN ESFINGE DE GUIZA

Tal vez, si cerramos los ojos e imaginamos que estamos en Egipto estoy seguro se nos viene a la mente sus imponentes pirámides y la Gran Esfinge Real. Todo ello ubicado en la meseta de Guiza.

ESFINGE DE GUIZA
ESFINGE DE GUIZA

Los antiguos egipcios la conocían por el nombre de Shesep-ankh (imagen viviente). La esfinge tenía cuerpo de león (que representa la fuerza) y cabeza humana (sabiduría del faraón).

Las esfinges eran construidas por los monarcas y asociada a la realeza por lo que además era común que estos “animales híbridos” llevasen la corona real (nemes) , el ureo y la barba postiza.

Pues bien, la más famosa esfinge de todo Egipto, fue construida en la dinastía IV en la meseta de Guiza; pero… ¿Quién construyó la esfinge? Hoy en día, lo cierto es que no hay documentos ni evidencias que se le atribuya su construcción.

¿Creéis que fue siempre de estructura de roca? Es su día, la esfinge estaba policromada de vivos colores; la cara y el cuerpo tenían un color rojizo mientras que el tocado real era amarillo y azul.

GRAN ESFINGE DE GUIZA
GRAN ESFINGE DE GUIZA

Y DE REPENTE… LLEGÓ TUTMOSIS IV

En época del Imperio Nuevo (c.a.1550 a. C.), habían pasado ya más de 3000 años de la construcción de las pirámides de Guiza y muchos templos fueron cubiertos por arena.

Algunos faraones intentaron sin éxito devolver el esplendor a la meseta de Giza. Fue entonces cuando Amenofis II, mandó a construir un templo dedicado a la Gran Esfinge y el joven príncipe Tutmosis IV visitó a menudo dicha construcción.

En una de las visitas a la Esfinge; Tutmosis, quedó dormido a la sombra de ésta. Este tuvo un sueño revelador en el que Harmaquis-Ra-Aton le prometía llegar a gobernar todo Egipto si le quitaba la arena que le cubría el cuerpo. “La arena del desierto sobre la que debía estar, ahora me cubre por completo. He estado esperando para que puedas hacer lo que está en mi corazón, pues sé que tú eres mi hijo, mi protector.”

La Estela del Sueño se encuentra a las piernas de la Gran Esfinge donde el joven Tutmosis tuvo el sueño revelador, seguiremos informando a los viajeros mochileros sobre Egipto.