SUR DE CHILE – Somos Huilliches



SUR DE CHILE – Somos Huilliches.

 Villarrica, Pucón, Licanray.

Uno de mis primeros viajes por Chile fue la traída Villarrica, Pucón, Licanray, en la IX Región de la Araucanía. Estas localidades sureñas se ubican alrededor de los lagos Villarrica y Calafquén junto a otras localidades iguales o más preciosas, cercanas a la Cordillera de los Andes que nos une con Argentina.

En esta oportunidad fui durante la época de Fiestas Costumbristas que se realizan en todo Chile durante el período de vacaciones en verano. La Ferias y Fiestas Costumbristas en verdad son atracciones turísticas donde cada localidad muestra su artesanía y gastronomía.

Imperdibles son las ferias costumbristas, los senderos y recorrido en lancha o catamarán en los lagos, y por su puesto la subida al Volcán Villarrica. Intentar explicar las maravillas del sur de Chile, la inmensidad de la Pachamama (naturaleza) y lo atrapante del paisaje es casi imposible, hay que vivirlo simplemente.

Datos de viaje:

  • Alojamiento: Hay gran variedad de hostales y hoteles, cabañas y camping. La alternativa más económica y también más naturista es el camping, la mayoría de ellos están en las orillas de ambos lagos.
  • Gastronomía: Comida típica chilena en restoranes y en las ferias costumbristas. Deben sí o sí comer sopaipillas mapuches con chicha y pasar a saborear un cheesecake de frambuesa acompañado de un café con leche en Villarrica.
  • Turismo: Hay un sinfín de turs y actividades turísticas pagadas en las tres localidades, más significativamente en Pucón.

Valdivia, Osorno, Puerto Octay.

Más hacia el sur llegamos a Valdivia, primera parada. En Valdivia hay de todo; playa, cerro, río, trekking, bosque, reservas, un jardín botánico, el parque Saval y caminos, muchos caminos. La idea es recorrer ¿no?, las bellezas del Parque Oncol, la Reserva de Olivillos en Curiñanco y las visitas a los Fuertes Españoles en Niebla, Corral, Mancera y Amargos.

En Osorno, a pesar de ser pequeño como localidad sus alrededores la embellecen, hacia la costa están las playas de Bahía Mansa, Caleta Cóndor y Maicolpué, y hacia la cordillera, el Volcán Osorno pasando antes a deleitarse de la armoniosidad de Ensenada.

Finalmente Puerto Octay impresiona desde que llegas; posee unas casonas del 1800 (si es que no más antiguas) estilo Alemán, debido a la migración alemana al sur de Chile. Es de una belleza y paz tremenda, cada casa tiene una descripción sobre sus dueños, su historia, inclusive en el Museo del pueblo (también una casona) se encuentra toda la historia de cómo se levantó la localidad y la quema ilegal del bosque para justificar el espacio entregado para la ubicación de la población alemana. Los colores le dan un aspecto de ensueño.

Datos de viaje:

  • Alojamiento: Mayoritariamente encontraran hostales y piezas en las tres localidades. Camping hay en menor cantidad y por lo general copados en fechas de verano.
  • Gastronomía: El imperdible de Valdivia es el “Crudo” en el Café Haussman, Isla Teja (localidad de Valdivia). Consiste en una masa de carne molida cruda, acompañada de cebolla picada, limón y especias varias.

Turismo: Las tres localidades tienen muchos atractivos turísticos y comerciales; hay paseos en barcos por el Río Calle-Calle y el Péndulo de Foucault en Valdivia, la Catedral en Osorno y el Volcán, y la exquisitez arquitectónica de Puerto Octay, Frutillar y Puerto Varas, dando la vuelta al Lago Llanquihue.